AGRADECIMIENTO

Tras mi accidentada operación ocular, hoy, por fin, me permiten volver al “ruedo”. Eso sí, con moderación; y como no podía ser de otra forma, entro en el capítulo de los agradecimientos. Nadie se percata del tesoro que posee, hasta que pide unas “monedas” de ánimo, y se encuentra con un “cofre enorme y repleto”. Gracias infinitas; sois todos maravillosos y os quiero. Y como no me es posible mostrároslo de otra forma, subo este bellísimo y potente poema de mi querido José Luis Ferris en representación de una amistad en la que estáis todos incluidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.