Un rescate necesario

fot_txt1486852690_gr

Existen autores que desaparecen después de su muerte real, y autores que resucitan cuando se los había dado por muertos y bien muertos. Elsa Morante pertenece al segundo grupo, como muestra la recuperación de dos de sus obras esenciales, La isla de Arturo y Mentira y sortilegio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *