modelo de negocio

DOmmQCzWAAAwilf

“Cai Guo-Qiang se quiere hoy pintor, recuperando su vocación inicial, pero fue y es un pintor atroz”.”En el Prado, la primera sala dedicada a El Greco tiene un pasar, pero la progresión -que supuestamente sigue la regla china de composición literaria y musical Qi cheng zhuan he, con explicaciones en sala muy poco convincentes- nos conduce del estupor a la hilaridad, y el uso de las obras maestras del Prado llega a ser sonrojante.