El síndrome Mercadona.- Eduardo Lastres

Screen-shot-2013-05-17-at-16.32.46

¿Qué ve el espectador en el marco del arte contemporáneo?

Su visión está proscrita del interés colectivo, su dimensión práctica casi ha desaparecido para la mayoría social y esto de debe a que el arte contemporáneo ha tomado, lógicamente, sus propias decisiones que lo alejan del sentir de la mayoría. Pero, ¿cual es su error, si es que existe como tal? Principalmente la causa de este distanciamiento está en la falta de formación del espectador, que en este momento vive acostumbrado a que le den las cosas mascadas. Lo que yo llamaría el síndrome de Mercadona, el espacio público donde se consigue casi todo pero, cada vez más, sin saber el proceso por el que los productos llegan a nuestras manos. Se ha creado un sistema de concierto con la gente, en el que se ha conseguido la pérdida de interés por el origen de las cosas, siendo esto bastante negativo pues nos aleja de los aspectos de nuestra cultura común. Cogemos lo que deseamos pero no nos preguntamos cuál es su procedencia, su naturaleza. De tal manera que consumimos productos sin pensar en su elaboración. Podríamos, de hecho lo hacemos, comprar un comida ya cocinada sin conocer sus ingredientes, para qué, es algo comible y basta. Así en el arte, se ha ido perdiendo esa relación con el objeto, con la imagen del arte, con su historia, para qué…también con los nuevos estilos que han marcado la modernidad. Todo ello ha contribuido a ese distanciamiento ya secular y a un consumo de la cultura de nivel muy bajo. ¿Cómo se arregla esto? No es nada fácil, pero si hay alguna posibilidad es con formación desde la escuela, con nuevos planes donde se potencie la mirada hacia el arte y sus aspectos creativos. Pero no solo plástico, sino hacia la literatura, la música, el teatro, la danza, la arquitectura, la filosofía, la ciencia,….etc.etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *